martes, 26 de abril de 2011

Spiderman: India

Saludos a todos.
Hoy les traigo una interesante historia sobre Spider-Man en una realidad totalmente diferente. Spider-man: India. Este artículo me lo publicaron originalmente en la revista "Cine Confidencial #36, Especial Spider-Manía vol. 2", del año 2009, por Editorial Mina.




Hemos visto a Spidey en muchas versiones: Televisión, cine, en cómic lo hemos visto cambiar de su uniforme característico demasiadas ocasiones; de negro, con armadura plateada; con la arañita por aquí, por allá; patrocinado por Iron Man, en fin…con cualquier vestimenta hemos disfrutado de las aventuras del arácnido a lo largo de su trayectoria. En esta ocasión, Spiderman salta del continente para que su historia sea contada de una manera dif
erente, pero sin perder la esencia de lo que es nuestro fiel amigo, Spiderman…en la India.


Es otro mundo…

Spiderman India, es un proyecto de Gotham Entertaiment originaria de India y que fue publicado en 2004 en aquél país en cuatro volúmenes y un año después Marvel Comics lo publicó para el mercado americano, recopilándolo después en formato de trade paperback. Aquí en nuestro país, Editorial Televisa y Marvel México lo trajeron como primicia dentro de sus series especiales, siendo parte del gusto y de lo más “hard to find” dentro de lo que esta editorial ha publicado para los spidermaníacos mexicanos.

Creado por Sharad Devarajan, Suresh Seetharaman y Jeevan J.Kang con Marvel Comics, Spider-man India nos lleva a la urbanidad y a la cotidianidad de los jóvenes hindúes, o eso se pretende ver en esta historia. Vemos que en cada capítulo, los autores nos introducen a su léxico y caló regional, logrando ese acercamiento e interés para el lector. La historia es digerible, no esperen un guión complejo a primera vista, nos recuerda un poco a lo que Marvel hacía en sus años dorados cuando algún personaje de su editorial visitaba un “lejano y extraño” país, claro que, con toda la información que corre en estos días la ignorancia de los escritores hacia otras culturas ajenas a la americana ya no es tan evidente. El dibujo es bueno, no es el mejor que se haya hecho en la historia del arácnido pero no deja malestar, podría parecer que el artista en algunos paneles haya dibujado “a prisa”, pero si nos vamos adentrando en el punto esencial del guión de este proyecto se olvida.

La historia de “Spider-man: India” no es otro “what if…” ni mucho menos un elseworld o algún crossover con la distinguida competencia; no, este proyecto va mucho más allá de contar una historia sobre el arácnido en un espacio-tiempo diferente al que se desarrolla comúnmente. Spider-man India, es el acercamiento a una cultura a la que por los medios de comunicación e información nos ha acercado pero que por su lejanía y complejidad no nos hemos adentrado. Gracias a Spider-man: India, podemos informarnos y enterarnos de costumbres de aquél lejano país, que posiblemente quedemos en las mismas interrogantes o en la acostumbrada indiferencia, pero no cabe duda que entenderemos que el concepto del héroe no es solamente propiedad de algunas culturas.



Si bien es cierto que Spider-man y Marvel no son el pretexto para conocer sobre otras culturas, son quizá la única manera para que algunos lectores desinteresados miren hacia aquel país lleno de riqueza cultural o hacia otras culturas o conocimientos filosóficos. Ése es el objetivo primordial de este proyecto, que a pesar de sus detractores, puede llamar la atención de muchos fans del cómic a un país lleno de mitos e historias milenarias.

Los Personajes
Los actores de esta historia no distan mucho de sus contra partes americanas; simplemente, como los autores dicen, quisieron darle el toque regional para acercar al público hindú a nuestro amigo arácnido y viceversa. Lo que nos enseña, que el concepto de héroe no solamente puede vestirse con capa o máscara y que trepe o vuele sobre rascacielos, sino que también puede adaptarse a cualquier espacio-tiempo sin perder el centro esencial que es el equilibrio entre las fuerzas naturales: bien y mal.

Pavitr Prabhakar, la versión hindú de Peter, es un aldeano que busca la trascendencia profesional y personal. Sus tíos, Maya y Bhim luchan y trabajan arduamente por sacar adelante a su sobrino. Todo esto sumándole el rechazo y las palizas que enfrenta en la escuela por parte de Flash y sus compinches. Aunque claro, en la oscuridad siempre hay un rayo de luz que nos llevará al “cielo” y ese rayo de luz es la Meera Jain, la Mary Jane hindú, quien no tiene prejuicio alguno de hablarle a un aldeano como Pavitr.

La maldad es representada por el empresario Nalin Oberoi, análogo de Norman Osborn, quien en el trascurso de la historia se convertirá en el demonio a vencer: Green Goblin. Aparece también una versión del doctor Octopus, así como una versión mucho más demoníaca de Venom.

La araña de otra cultura
Es difícil adaptar una historia, o más bien, un mito como lo es Spider-man bajo otra perspectiva, y mucho más difícil si la historia se desarrolla en lugares hasta cierto punto desconocidos para nuestra cultura occidental. Los detractores de esta historia dirán que es una manera de ideologización yanqui a una cultura rica en filosofía e historia.

Lo interesante es, de que siendo ideologización o no, Spiderman India nos acerca a lo que muchos fans difícilmente tendrán acceso. No queremos decir que la cultura hindú es difícil de comprender o de digerir, pero, nuestra percepción occidental y hasta cierto punto americanizado no nos
permite a mirar hacia otros horizontes. Y la cultura hindú tiene mucho de lo que el concepto del héroe americano tiene. Spider-man India es probablemente uno de los agradecimientos de nuestra percepción a las raíces filosóficas del oriente: la lucha del bien contra el mal.



En esa lucha, quien resulta victorioso es el amor. Esté del lado en que esté. Y en Spider-man India resalta la lucha del amor. El amor hacia los seres queridos; hacia el ser amado; y hacia lo que cotidianamente uno busca para trascender como ser humano. El lema que el mito Spider-man tiene como estandarte, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, no tendría efectividad sin el poder del amor. Y de eso trata Spider-man, y ésta versión hindú.

Sino hacemos las cosas con cariño, sino nos aferramos a lo que realmente queremos en nuestro andar como seres humanos, la envidia, la soberbia y la ira nos consumirá hasta llegar a ser los mismos demonios por los que hemos combatido día a día.

En Spider-man India, tal vez la forma en que le concedieron los poderes de una araña a Pavitr Prabhakar no sean similares a los de Peter Parker; tampoco éste arácnido trepa por grandes edificios o se balancea entre dos torres gemelas; quizá la muerte del tío Bhim no haya sido tan dramáticamente narrada para un premio o mención honorable; quizá Spider-man India pasará como una historia “bizarra” que perteneció a una tendencia del siglo XXI; pero a pesar de todo eso, el Spider-man hindú y su historia tiene la misma finalidad que es la de luchar y defender POR AMOR lo que uno ha construido como especie y como ciudadanos. Y esto es, la enseñanza que los héroes de cada civilización y de cada época nos enseñan para sobrevivir en este mundo cada vez más difícil.

Saludos.

5 comentarios:

Diego Zazueta dijo...

Excelente, recuerdo cuando lo compré. Hasta ganas de releerlo me dieron con tu post.

comicooltura dijo...

Esto es toda una curiosidad, como el spiderman japones de hace algunas decadas (y que hasta lo comente en mi podcast en el 2010) y otras licencias que ha manejado la Marvel en otros paises...interesante...;)...saludos Tito...:)

Alex dijo...

qué curiosa es esta versión de Spiderman. La verdad es que ya la conocía y me resulta curiosa, pero a la vez extraña.
buen blog, pasate por el mio si kieres.
saludos!
http://zonaboom.blogspot.com/

oscar dijo...

A mí de plano no me gustó ni tantito
Edición Extra

WarrioR dijo...

Me gusto mucho esta historia, recuerdo que aunque se me hizo bien raro eso de spider-man India te convencia de tal manera que querias saber màs y era muy al estilo de oriente centrandose mas en lo epsiritual que en la ciencia, creo de echo dijeron que este spider-man era un avatar, lastima que solo fue un tomo.

SALUDOS