jueves, 10 de septiembre de 2009

Mazinger Z: El Coloso de Rodas

¡Saludos, lectores de Comicología! De nuevo con un post dedicado al cómic, manga y animación. Ahora es el turno para otro manga/anime que ha prevalecido durante más de treinta años : Mazinger Z.

Este post fue publicado originalmente en la revista mexicana Otaku en su número 40, correspondiente al mes de Mayo del año en curso, 2009. El autor es el mismo quien publica éste post, esperando dar más difusión y ampliar el contenido del personaje que se encuentra en la web.
Así que comencemos:


Mazinger Z: El Coloso más Grande del anime.

Sin temor a equivocarnos, una de las series animadas de origen japonés que ha servido como influencia para otros artistas del género es Mazinger Z. El creador, Go Nagai, posiblemente no se imaginaba del gran impacto que causaría al público y aficionados con las aventuras de este coloso de metal, él quizá solamente quería ver publicada su historia, sin imaginarse que la vería en movimiento y hasta representada en figuras de acción. Mazinger Z, ha prevalecido a pesar de la fecha en que salió al aire tanto en Japón como en nuestro continente. Ha sido de las series japonesas que se han renovado para las nuevas generaciones sin perder la esencia primordial de la serie original de los no muy lejanos años setenta.

Para no olvidar el origen
La mayoría de los lectores y aficionados a esta fabulosa serie animada conocen “de pies a cabeza” la historia y personajes que se desarrollan dentro del “Universo Mazinger”; pero quizá y muy probablemente algún lector joven nos esté leyendo y no conozca mucho del personaje o que en algún momento no le haya interesado por “x causa”. Para éstos últimos lectores les recomendamos éste artículo y ver si cambiamos su opinión, esperemos que sí.

Mazinger Z – como lo leímos en la introducción de este artículo-, fue creado por Go Nagai, el mismo creador de Getter Robo, Devil Man y La Familia Abashiri entre otras; pero su mayor creación es sin duda el fabuloso Mazinger; o Majinga Z, en su idioma original. Mazinger Z se originó como casi todas las animaciones: dentro de un manga.

Fue publicado en la conocida revista Shonen Jump entre los años 1972 y 1973. Faltó poco tiempo para que saltara a la televisión con su adaptación anime y menos tiempo para su éxito mundial. La serie duró 92 capítulos y posteriormente le siguieron Great Mazinger en 1974 y Mazinkaiser en los últimos años además de una serie de OVAS que han salido desde los setenta. Juguetes han salido a montones y réplicas de los artefactos y robots utilizados se venden entre los coleccionistas como piezas de alto valor monetario y también nostálgico.


En nuestro país, Mazinger llegó a mitad de los años ochenta, en 1985 para ser exactos en la barra infantil del canal 5 de Televisa (cuando XHGC Canal 5 transmitía buenas animaciones desde las tres de la tarde a las ocho de la noche). Y como en los demás países donde ha sido proyectada esta serie, el éxito y la apropiación por parte de la niñez mexicana ha permanecido hasta el día de hoy en que los niños de aquellos años, ahora adultos, recuerdan con cariño y le enseñan a las nuevas generaciones que muchas veces lo de antes puede prevalecer y permanecer como algo de hoy.

Mazinger Z en México (y como en todo el mundo) tuvo mucho impacto tanto en la innovación de contar una historia entretenida mezclando géneros narrativos -como la acción, el drama y la comedia-, como en el impacto social y cultural.

El Impacto del Robot
Muchas veces nos preguntamos por qué cierta serie –en este caso Mazinger Z – tiene tanto éxito. ¿A qué se debe que capten la atención no sólo del público japonés quienes disfrutan primero animes y mangas como Mazinger sino de todo el público gozoso de estas series en el globo terráqueo?

Algunas respuestas pueden ser contestadas dentro de la perspectiva artística del creador. Hasta dónde lleva su imaginación para plasmar su idea y que concuerde con lo que buscamos en una expresión; una expresión o idea que tenemos en mente o que sucede en nuestra realidad pero que muchas veces para unos es difícil expresarla, para otros como Nagai no. Go Nagai desde su niñez quiso expresar su gusto hacia la tecnología y particularmente hacia la robótica en una historia.
Además de esto, Go Nagai tiene una percepción diferente a lo establecido, posiblemente fue por su cultura y su forma de explicar o enfrentar el mundo de manera en como él pensaba que era la alternativa o si lo permitimos, como una metáfora de la realidad. Desde sus inicios como dibujante/guionista de mangas tuvo la particularidad de exponer ideas que iban contra algunos valores o moralidades. Entonces adicionando esto, podemos decir que para que una serie sea un éxito de por vida debe tocar los sentimientos y sensaciones del espectador y, el inconsciente colectivo, lugar donde se queda toda la información y conocimiento de nuestros antepasados en nuestras mentes, que al momento de ver íconos revivimos esas sensaciones y sentimientos de los que nos antecedieron.

En Mazinger Z vemos que los personajes están basados e inspirados en la rebeldía y en la lucha de libertad de expresión, de saber escoger y diferenciar entre el camino del bien y del mal. Enseñanzas y puntos argumentales que Go Nagai necesitaba para expresar su idea sobre la tecnología y la relación con el Ser Humano. La tecnología, usada dependiendo de quien la tiene en su poder. La tecnología que puede favorecer a la Humanidad o encaminarla a su perdición.

En el argumento central de Mazinger Z, dos científicos descubren en una isla que una civilización antigua tenía la tecnología posible para crear robots; el Dr. Hell pensaba que utilizando ésa antigua tecnología sumada con sus conocimientos podría dominar el mundo, contrario a lo que pensaba el Dr. Kabuto. Es así como empieza esa lucha entre el hacer el bien y el mal utilizando la tecnología.

Robot Gigante Pionero
Mazinger Z, como anime precursor del género Mecha; el género que reúne todas las series donde prevalecen los robots gigantes como protagonistas. Robots: la expresión mas alta del Ser Humano demostrando su inteligencia y su pericia tecnológica. Los robots en el cine y en la televisión pueden ser amigables o todo lo contrario, pero siempre se busca encontrar un alma dentro de todo ese manojo de metal, cables y tecnología avanzada que los acerque a ser más humanos, el complejo de Pinocho. El robot dentro de los parámetros argumentales en una historia fantástica siempre está al servicio de su creador, el Hombre. Se puede rebelar ante su creador, o seguir fielmente sus directrices; todo esto reflejando la inalcanzable lucha del Hombre por querer a llegar a ser Dios y por otra parte, el cuestionamiento hacia las deidades respecto a sus leyes impuestas. Y es aquí donde aparecen los valores y las tendencias que tendrá y es aquí donde una historia puede ser contada sobre un robot.

En el caso de la obra de Go Nagai, Mazinger es un robot que no es independiente, como por decir Astroboy, y trabaja gracias a las directrices que Koji Kabuto – nieto del Dr. Kabuto- le da para moverse y luchar contra las amenazas que se suscitan en cada episodio. Lo interesante es que si nos dejáramos llevar por la emoción y lo que sucede dentro de una acción en la serie, podemos creer y pensar que Mazinger en verdad es independiente de Koji; que siente y se expresa como un ser humano o, mejor dicho, desearíamos que Mazinger se expresara y sintiera como un ser humano. Mazinger es utilizado por Koji Kabuto para hacer el Bien, mientras que su enemigo el Dr. Hell crea robots gigantes (monstruos mecánicos) para hacer el Mal.

A los niños les gusta mantener el poder y dirigir sus vidas, y claro, no sólo a los niños. Los robots se prestan mucho para sentir ese poder sobre una persona o artefacto; en pocas palabras a todos nos gustaría tener un robot – un compañero inseparable, fiel y que nos obedezca. En la serie Mazinger Z, sus protagonistas son en su mayoría adolescentes y niños, donde parece que, el hecho de manejar un robot gigante para luchar en medio de un Tokio hecho pedazos por las batallas a las que se enfrentan, es un simple y cotidiano juego con su juguete preferido: el Robot.


Fuentes de Inspiración
Go Nagai creció viendo Astroboy y Gigantor y fue gracias a esas series en las que se inspiró para Mazinger Z. Pero una persona tan visionaria y artísticamente creativa no pudo haberse quedado en la idea de aquellas dos series. Go Nagai indiscutiblemente estudió el concepto, origen y mitología del robot y del gigante.

Independientemente del tono moralista y hasta de poder económico que conllevan los términos robot y tecnología; el creador de Mazinger miró hacia la Historia y notó que esos deseos de poder, de querer a ser un dios creando vida –aunque sea artificial- tienen origen en las mitologías e historias de nuestra civilización y que han perdurado hasta hoy en día; algunas veces transformadas y en otras intactas.

En el caso de Mazinger Z, tiene una estrecha relación con la mitología griega y los Espartos. ¿Qué son los Espartos? Los Espartos son seres artificiales creados por Cadmo, quien los creó a base de los dientes de un dragón; seres armados y que posteriormente cinco de ellos lo ayudaron a construir la ciudad de Tebas. Está el mito de Pigmalión, un hombre sabio y escultor quien crea una escultura de una mujer perfecta, a la que sueña que cobra vida, ésta inspiración nos puede recordar a Diana A, Afrodita A y Minerva A -robots femeninos que acompañan a Mazinger, además de que notablemente los nombres de éstas creaciones mecánicas tiene su origen en las mitologías griega y romana.


Gigantes y Colosos
Si buscamos más en la mitología griega para relacionar el origen de Mazinger, vemos que está el Coloso de Rodas; perteneciente a la Isla del mismo lugar. Lugar que escogió Go Nagai para comenzar su historia en Mazinger: Es ésa misma isla en la que el Dr. Hell y el Dr. Kabuto llegan para saber sus destinos y es ahí donde se dice en la Historia que estuvo el Coloso dedicado al dios Helios, personificación del Sol. El Coloso medía 32 metros de altura, hecho a base de bronce y hierro, se le consideró como una de las primeras siete maravillas del mundo, pero un terremoto derribó esta obra y posteriormente desapareció.

Dentro de la mitología romana - muy cercana a la griega-, Vulcano, dios de los herreros, crea también seres artificiales de metal para su servicio y para ayudarle a crear armas y armaduras para los héroes y dioses. Tenemos también dentro de la mitología hebrea al Gólem, un ser creado bajo conjuros de un rabino por medio de la Cábala para proteger a su creador o darle una misión específica para proteger primordialmente la integridad de los hebreos sobre las amenazas que se han enfrentado hasta el día de hoy. Hay una historia sobre un gólem que se rebeló ante su rabino creando muerte y destrucción por donde pasaba.

Todo esto sin contar el predominio y la existencia de gigantes en las mitologías mencionadas, en los que generalmente se describen como seres fantásticos y de gran respeto, como el Goliath del antiguo Testamento o Polifemo de la Odisea de Homero. Pero sin lugar a dudas el Gigante por excelencia viene de la mitología sumeria y la Epopeya de Gilgamesh, quien se convierte en héroe y rey acompañado de su amigo Enkidú. Muy notable la relación como la de Koji y Mazinger.

Violencia justificada
Es bien sabido que en la mayoría de las animaciones japonesas se refleja el pesar y estragos que dejó la Segunda Guerra Mundial y específicamente las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Incontables veces vemos que Tokio, Osaka o cualquier otra ciudad japonesa es destruida una y otra vez por explosiones y grandes catástrofes. En el caso de Mazinger, el villano Dr. Hell manda a sus bestias mecánicas a la ciudad a causar dolor y destrucción para asi tomar dominio sobre la humanidad. Mazinger Z y Koji, siempre en alerta luchan en medio de una ciudad en destrozos para vencer. Reflejo notable de un resentimiento hacia lo que Estados Unidos y la misma Guerra hicieron al país natal de Nagai; quien demuestra con los triunfos de Mazinger que la sociedad nipona se levanta entre las cenizas para seguir luchando contra cualquier otra amenaza que les llegara. Cosa que en su momento la crítica no veía en Mazinger, siendo una serie animada encaminada hacia la niñez no podía enseñar violencia extrema o muertes demasiado explícitas.

Paralelamente en nuestro país, a pesar de ésa violencia que Mazinger mostraba en algunos capítulos, la sociedad mexicana optó por arropar a Mazinger como uno de sus héroes favoritos: En aquellos años de su primera transmisión, en 1985, la capital del país sufre uno de sus mayores desgracias debido a un terremoto; quizá no teníamos la capacidad para enfrentar problemas y catástrofes de ése tamaño, -y mucho menos Japón donde también sufren periódicamente temblores y terremotos que sacuden sus ciudades-, ni tampoco teníamos un coloso como en la Isla de Rodas que termina derrumbado por un fenómeno natural similar; teníamos vidas, familiares y amigos que en ese momento perecieron o se quedaron sin hogar.

Pero Go Nagai nos dejó con Mazinger que ante una gran catástrofe siempre hay una esperanza para resurgir ante cualquier adversidad y seguir luchando. Ésa podría ser la enseñanza de Mazinger y es por eso que una serie tan justificadamente violenta prevalece en el corazón y el cariño de millones.

8 comentarios:

oscar dijo...

Como siempre, buen post. Primero tengo que señalar que: ¡Pusiste de imagen tu album de estampas de Mazinger! Después de quemarte gachamente continúo.
Tienes razón con lo del robot como símbolo de poder, pero creo que Nagai fue más allá viéndolo como una suerte de Dios, de ahí que su mayor rival sea hell.
Y ya para terminar, resaltar que el autor era cochinote y casi todos sus proyectos incluían enpelotadas que rayaban casi en lo porno... Y desde luego no es que me queje.
El polo más frío

Gray dijo...

Es dificil olvidar los tiempos en los que veia Mazinger Z, en esos tiempos era un chavo bien emocionado con esta serie.

Muy buen post con analisis bien profundo

Tito (a.k.a Alernaboy) dijo...

oscar: haha! es una imagen que encontre en la web, pero efectivamente era la portada del album de cromos (estampitas) de Mazinger que salio en los 80's; cabe recalcar que ése album, (junto con el de Thundercats, Transformers y Rambo) lo llené.

gray: Recuerdo que en el 5 pasaban MAzinger y luego Voltron "carritos" y aunque eran argumentos diferentes se comparaban en aquellas epocas y casi todos nos inclinabamos por Mazinger.

zacek dijo...

nunca me gusto Mazinger, ese kabuto era nefasto en verdad y el robot panzon que se desarmaba era peor, yo solo lo miraba porque aca en la frontera salia primero esto y luego Astroboy que ese si era mi maximo por eso me gustaba tanto Megaman.

osmar dijo...

yo solo conosco la serie en los videojugos del NES pero seria interesante una checada

y si, en los 80 fue el terremoto, los mexicanos se identificaron con la serie wow¡

osmar dijo...

oye una pregunta ¿que tien in de final crisis serian buenos para leer si quieres entender mejor la serie?

bertha dijo...

yo creci viendo mazinger y, lo q no volvi a hacer nunca, terminaba rapido mi tarea para poderla ver.
Es un hermoso recuerdo xq hasta mi papa se sentaba a verla con nosotros. marco mi infancia y me dejo c gratisimos recuerdos.
bien x tu articulo, no cabe duda q todos los dias aprendemos algo nuevo. ciao. bertha.

comicooltura dijo...

Buena investigación y acertadas analogías con la mitologia griega. Lo del profesor Kabuto tambien me resulta interesante, pues despues de leer el no.1 del manga(en formato digital) que hicieron de esta serie en los 1970s, por fin conoci el origen del robot, y precisamente se hace referencia al poder de la energia atomica, que el Dr. Kabuto argumenta utilizar en beneficio de la humanidad.Que mas se puede decir? todo un CLASICO DEL ANIME.